La supervisión de los procesos permite optimizar recursos y controlar la calidad

Procesos industriales en el sector automotriz e industria metalmecánica presentan fallas que afectan la calidad del producto final y reprocesos que impiden la entrada de las industrias a mercados internacionales donde la competitividad es el eje fundamental para competir con países donde la automatización y la cultura laboral se han desarrollado desde hace mas de 50 años.

Los sistemas de supervisión en tiempo real permiten realizar un análisis inmediato, que facilita la toma de decisiones   y apoyan el aprendizaje de sus colaboradores para desarrollar un modelo de trabajo que potencie nuestra cultura y los recursos disponibles para tener empresas competitivas.

Los pasos a seguir para el montaje de un sistema de supervisión parten de:

  • Un análisis de riesgos operativos,  a partir de éste  se pueden determinar los nodos críticos y los pùntos de inspección para controlar las variables que pueden parar los procesos.
  • Determinar los puntos de inspección relacionados con la calidad del producto, como: control de caudal, densidad, temperatura, corriente, frecuencia, velocidad, etc.
  • Buscar las relaciones  entre estos puntos y realizar los análisis que integren el sistema.
  • Desarrollar el hardware de control
  • Desarrollar el software.
  • Evaluar cada nodo y realizar la integración paso a paso

Este modelo de desarrollo permite potenciar su empresa independiente de la cultura laboral.

 

 

 

 

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*